Mineralgemme nace de la pasión y de los estudios del Sr. Antonio Antonucci, geólogo y experto gemólogo.
La importante formación académica de su fundador se refleja en la misión de la empresa y coincide con ella: buscar las piedras más encantadoras del mundo, para transformarlas en los objetos preciosos que quieren ser. La búsqueda comienza en 1969, con la selección y la elaboración de las mejores piedras duras, muy en auge a principios de la década de los setenta, que son los primeros objetos que llevan la firma de Mineralgemme. A partir de entonces, el viaje de la empresa y del Sr. Antonucci continúa por los caminos del mundo, en pos de piedras cada vez más importantes y raras, desde las gemas semipreciosas, hasta el ámbar y los corales. Nacen así las primeras colecciones de collares Fantasía, que desde el principio aparecen como un producto fresco e innovador.

design-philosophy-page

 

 

Japón, Tahiti, Australia son algunas de las metas hacia las cuales, a principios de la década de los noventa, se amplía la búsqueda de Mineralgemme, tierras muy renombradas por el brillo y el color de las preciosísimas perlas que ahí se cultivan.
En 1996 toma forma Uminoko, que en japonés significa ‘hija del mar’, una marca de Mineralgemme para la comercialización de perlas de formas y colores muy rebuscados.